Bertone autoriza gastos extraordinarios en la OSEF para uno de sus Ministros

26

Allá por el 2016, cuando apenas asumía como Gobernadora Rosana Bertone, en ese enero se mandaban a la Legislatura, un paquete de leyes que entre los que se más se destacaban era: la modificación de las leyes previsionales que terminaban con los 25 inviernos, la creación de un fondo que le descontaba “solidariamente” a los trabajadores, la separación de la caja previsional con la obra social de la Provincia, la quita del impuesto inmobiliario a los municipios, la creación del Aref, etc.

Esa madrugada, así sin más, se aprobaba ese paquete de leyes enviado por el Poder Ejecutivo, sin debate, sin discusión, sin tratamiento, o cómo se decía antes “entre gallos y medianoche”, fue así que posteriormente tuvieron que realizar mil y una modificaciones a las leyes aprobadas, algunas se judicializaron, otras fueron muy combatidas por lo trabajadores, recordemos los 6 meses del acampe en Casa de Gobierno, donde quedó demostrado que se estaba gobernando a espaldas del pueblo, entre la Gobernadora y los Legisladores cómplices.

Así es que, entre una de esas Leyes aprobadas, se modificaba el directorio de la Obra Social, antes compuesto por un Presidente, puesto por el Poder Ejecutivo, y dos vocales, uno elegido por los afiliados activos y el otro por los pasivos, donde las decisiones debían ser acordadas entre ellos. Ahora, con la aprobación de la Ley 1.071, el Directorio quedaría constituido por un Presidente, quién es designado y removido por el Ejecutivo, al que se le dan facultades extraordinarias para ejercer la conducción y administración de la Obra Social; además se incorporan tres vocales, uno puesto por el ejecutivo y es quién reemplaza al Presidente, y los otros dos vocales en representación de los activos y pasivos, y en caso de existir un empate ante cualquier resolución a aprobar, el voto del Presidente vale doble.

Como se puede observar, el autoritarismo de la Sra. Gobernadora por controlar todo, sin ánimos de discusión o debate, o lo que se asemejaría más bien a una forma de gobierno monárquica, donde si no se obedece lo que ella quiere, te apartan del cargo, ha llegado al extremo de su cinismo, generando la indignación de la los afiliados a la Obra Social de la Provincia, sus familiares, y un descontento generalizado de la población fueguina.

En ésta ocasión, después de que a cientos de afiliados sean derivados a otras ciudades por razones de complejidad, derivaciones solicitadas por médicos especialistas y con su debida fundamentación, donde cada uno de esos afiliados realiza mensualmente sus aportes de forma inapelable, sean rechazados por la Obra Social por razones desconocidas, mercantilizando la Salud y dejando fuera del sistema a las personas que más lo necesitan, hoy se enteran que el Ministro de Educación Diego Romero, quién percibe por su cargo una abultada suma de dinero, sea autorizado por la Presidenta del organismo, Liliana Conti, con carácter excepcional, la cobertura del 100% de una operación oftalmológica.

Otra vez deja en claro la Gobernadora Rosana Bertone su forma de gobierno, no le importa los que menos tienen, ni las necesidades de los afiliados, tampoco lo que corresponde como sujetos de derecho, acá queda en evidencia que si tenes afinidad, parentesco, amiguismo, o compartís intereses en común con su Gobierno o sus empresas, podes conseguir lo que quieras, mientras tanto el pueblo fueguino sigue esperando el cambio de Gobierno.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here