Melella: “El colonialismo que el Reino Unido llevó a cada rincón del mundo se perfeccionó en nuestro Atlántico Sur con complicidades locales”

61

Hace pocas horas atrás se conoció la noticia que una compañía británica presentó una solicitud de financiamiento para el desarrollo de un proyecto de producción del yacimiento de hidrocarburos Sea Lion, ubicado en la Cuenca Norte de las Islas Malvinas.

Esta compañía es la Rockhopper Exploration PLC, la cual encararía el proyecto en forma conjunta con la empresa Premier Oil, también de origen británico.

El Intendente de la ciudad, Prof. Gustavo Melella, advirtió “lo ambicioso de la solicitud del préstamo efectuado por la empresa que pretende explotar nuestros recursos demuestra las incalculables riquezas de nuestra provincia”, en clara alusión a que los contratistas del proyecto ya acordaron proporcionar hasta US$ 400 millones en fondos para el proyecto en cuestión.

“Desde nuestro lugar, y como bastión del reclamo soberano, hemos hecho siempre todo lo posible para evitar este saqueo, pero lamentablemente muchas veces nos encontramos solos en esta cruzada”, lamentó Melella, a la vez que recordó “la presentación del amparo judicial que presentamos desde la ciudad de Río Grande para frenar la adjudicación de bloques petrolíferos en la Cuenca Malvinas, fue una muestra tangible que cuando existe voluntad política se cuenta con herramientas para revertir esta entrega. Aún tenemos esperanzas que prospere esta medida que actualmente se encuentra en la Cámara de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, como así también que se reactiven la distintas denuncias que penalizan a estas empresas que incumplen Leyes Nacionales”.

Finalmente, el titular del Ejecutivo Municipal, fue tajante al mencionar que “la usurpación territorial en Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, y sus consecuencias, no deben tener más lugar en pleno siglo XXI, y lo que evidenciamos en nuestra provincia no es más ni menos que la aplicación del colonialismo que el Reino Unido llevó a cada rincón del mundo y que lamentablemente se perfeccionó en nuestro Atlántico Sur contado con complicidades locales”.