La Tierra perdió el 60% de sus animales salvajes en 44 años por la presión del hombre

179

Las poblaciones de vertebrados salvajes, como mamíferos, pájaros, peces, reptiles o anfibios, menguaron un 60% entre 1970 y 2014 por la presión del hombre, anunció el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) en un informe cada año más inquitante.

“Preservar la naturaleza no es solo proteger a los tigres, pandas, ballenas, que apreciamos”, subrayó el director del WWF, Marco Lambertini.

“Es mucho más: no puede haber un futuro sano y próspero para los hombres en un planeta con el clima desestabilizado, los océanos agotados, los suelos degradados y los bosques vacíos, un planeta despojado de su biodiversidad”, agregó.

El declive de la fauna afecta a todo el planeta, con regiones especialmente perjudicadas, como los Trópicos, según la 12ª edición de este informe publicado el martes con la Sociedad Zoológica de Londres y basado en el seguimiento de 16.700 poblaciones (4.000 especies).

El décimo informe hablaba de -52% entre 1970 y 2010. Nada parece frenar el desplome de efectivos, ahora en -60%.

La zona Caribe/América del Sur muestra un balance “aterrador”: -89% en 44 años.

América del Norte y Groenlandia salen mejor paradas, con una fauna en -23%. La amplia zona de Europa, Norte de África y Medio Oriente presenta -31%

La primera explicación sería la pérdida de los hábitats, debido a la agricultura intensiva, la extracción minera o la urbanización, que llevan a la deforestación, al agotamiento o la artificialización de los suelos.

En Brasil, que acaba de elegir a un presidente cuyo programa no habla ni de la deforestación ni del calentamiento global, la selva amazónica se reduce cada vez más, como la sabana de la región del Cerrado, a favor de la soja y la ganadería.

A nivel mundial, solo el 25% de los suelos quedan exentos de la huella del hombreEn 2050 solo será el 10%, según los científicos del IPBES (el “IPCC de la biodiversidad”).

A esto se añade la sobrepesca, la caza furtiva, la contaminación, las especies invasoras, las enfermedades o el cambio climático.